El PP como partido corrupto y Rajoy como presidente de la mafia esta en fase terminal.Solo gobierna dos de los 30 mayores municipios del país.

Así es,el poder territorial del PP está bajo mínimos.

Iniciado con la llegada de Pablo Iglesias, los populares ya solo gobiernan en dos de los 30 municipios más poblados de España, Málaga y Murcia, ambos en minoría. En mayo de 2015, eran 20 las localidades de esa treintena que contaban con un regidor popular, casi todos apoyados en cómodas mayorías absolutas. El enorme capital acumulado en 2011 es historia en un PP que apenas se mantiene,a su raquítico poder municipal, Rajoy solo suma los gobiernos de 15 diputaciones y de cuatro autonomías -además de la gallega- donde conserva el poder gracias a Ciudadanos: Castilla y León, La Rioja, Madrid y Murcia.Constituye el epílogo en la narración de calamidades vivida por un PP que hace doce meses gobernaba en Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vitoria, A Coruña, Granada, Elche, Oviedo, Cartagena, Badalona, Jerez de la Frontera, Móstoles y Alcalá de Henares. Es decir, en 20 de las 30 localidades más pobladas de España. Además, UPN, partido con el que Génova estuvo hermanada en Navarra durante 20 años y junto al que concurrió el 20-D, gobernaba Pamplona.

Todos esos Ayuntamientos han cambiado de manos. Lo han hecho tras articularse pactos entre varios partidos, en la mayoría el PSOE gobierna gracias a las plataformas apoyadas por Unidos Podemos. Lo mismo ocurrió en otros lugares más pequeños, hasta dejar a los populares con apenas 15 capitales de provincia, por las 34 que comandaban en 2015. El fracaso del PP ha repercutido también a nivel provincial. El PP tiene hoy 3.700 concejales menos que hace un año. Lo que en definitiva son 93 escaños perdidos en las diputaciones. De las 27 presidencias provinciales que tenia, conserva solo 15.El PP cedió en 2015 once puestos en las Juntas vascas y otros 35 en los cabildos y consells insulares. Un retroceso institucional sin precedentes que limita sus recursos humanos y económicos.

El PP y Rajoy pasan factura de todos los casos de corrupción y tras la declaración del presidente como testigo en el caso Gurtel. Sin duda con la llegada de PODEMOS a las instituciones y gestionando varios ayuntamientos de los más importantes del estado,hace que sea posible una moción de censura y dirigir un gobierno central conjunto con las dos formaciones políticas de izquierdas, roja “PSOE” liderado por Pedro Sanchez, elegido por mayoría de sus bases como S.G y morada “PODEMOS”, pueden dar el estacazo final a un partido y un presidente podrido por el saqueo que ejecutaron sus dirigentes a las arcas publicas.

Ahora mismo, el PP gobierna gracias a Albert Rivera. Así pues, la cuerda esta muy tensa…los partidos de izquierda tienen en su poder, echar al peor presidente de este país, RAJOY Y LA MAFIA DEL PP.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: