Ostensible caída electoral de derecha española, según sondeo.

Aunque volvería a ganar unas hipotéticas elecciones, el derechista Partido Popular (PP) del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, perdió apoyo entre los votantes a nueve meses de su segundo mandato, reveló hoy un sondeo.

 

Según el tradicional barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizado entre el 1 y el 10 de julio, el PP se mantiene como primera fuerza política, pero desciende casi tres puntos respecto a la anterior pesquisa de abril.

La agrupación liderada por Rajoy, reelecto el 29 de octubre de 2016 gracias a la abstención del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), obtuvo un 28,8 por ciento de los votos, frente al 31,5 por ciento conquistado en la encuesta precedente del organismo estatal.

De alguna manera, el trabajo de campo refleja la paulatina pérdida de respaldo del PP, salpicado por múltiples escándalos de corrupción en sus filas, que llevaron incluso al propio Rajoy a testificar en un sonado juicio sobre una presunta financiación irregular.

El retorno en mayo último de Pedro Sánchez al liderazgo del PSOE disparó en cinco puntos la intención de voto del primer partido de la oposición en España, que se consolida como segunda fuerza con un 24,9 por ciento, frente al 19,9 por ciento del estudio previo del CIS.

Con ese resultado, la centenaria formación socialdemócrata se queda a apenas cuatro puntos de los conservadores, que alcanzan su nivel más bajo desde las elecciones generales del 26 de junio de 2016, un síntoma claro de que los casos de corrupción le pasan factura.

Como tercera fuerza se mantiene la coalición de izquierda Unidos Podemos, que logra un 20,3 por ciento de los sufragios, por encima del 19,7 por ciento de abril.

El cuarto puesto de las preferencias vuelve a ser para el partido de centroderecha Ciudadanos, el mismo lugar que ocupa en el ámbito nacional.

Ciudadanos, que sostiene al gobierno de Rajoy en un Congreso de los Diputados muy fragmentado tras el fin del bipartidismo (PP-PSOE), recibió 14,5 por ciento de respaldo, cuatro décimas por debajo de lo conseguido en el barómetro anterior.

De acuerdo con los datos del CIS, la suma del PP y Ciudadanos (43,3 por ciento) sería inferior a la de un posible bloque entre el PSOE y Unidos Podemos (45,2 por ciento).

Pese al avance de las agrupaciones progresistas y el retroceso de conservadores y liberales, el panorama político español sigue dividido y cualquier partido que pretenda gobernar a medio plazo deberá pactar alianzas con otras fuerzas.

Para su más reciente estudio, el CIS entrevistó a dos mil 490 personas en toda España, con un margen de error del dos por ciento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: