Pablo Casado y la derecha quisieron sacar provecho político del caso de Laura Luelmo pero fue frenado por Ione Belarra

El líder del PP, Pablo Casado producto de la noticia sobre el asesinato de Laura Luelmo, ha pedido que no se derogue la prisión permanente revisable y se caracterice como delito la ocultación del cadáver, tal como lo ha planteado su grupo parlamentario. Aludiendo que esta medida es la “mejor fórmula para evitar reincidencia”, y que la misma es constitucional.

No obstante, Ione Belarra portavoz adjunta de Podemos en su intervención expresa que considera infame la posición del líder del PP, diciendo: “Es como si los vendedores de armas recomendaran vender armas cada vez que hay un asesinato”. Asimismo, señalo que dejará en paz a las mujeres y agregó “No necesitamos pistoleros, ni prisión permanente revisable, lo que necesitamos son políticas públicas que nos protejan antes de que nos maten”.

Mediante esta intervención Belarra echa por tierra los argumentos de Casado sobre la prisión permanente revisable. Además, queda demostrado que este líder político lo que busca al hablar sobre el caso de Laura Luelmo es ganar protagonismo político, sin tener en manos una propuesta clara que evite los casos de violencia contra la mujer en el país.

Asimismo, teniendo antecedentes que el PP y los partidos de derecha cuando tuvieron la oportunidad real de establecer medidas para evitar los casos de feminicidios no lo hizo. Esta situación fue recordada por la vicepresidenta, Carmen Calvo quien manifestó que “donde la derecha ha hecho nunca nada por las mujeres, salvo recurrir las leyes de igualdad con las que las mujeres nos hacemos respetar en nuestro país”.

Es incomprensible como el líder del PP utiliza la muerte de Luelmo para realizar política, sabiendo que la prisión permanente previsible es una medida que aún se aplica. Todo esto demuestra que Casado lo único que busca con ese discurso en el Congreso es protagonismo político.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: