El juicio oral a Willy Toledo un caso que pretende coartar la libertad de expresión

El juez Juan Javier Pérez Pérez, titular del Juzgado de Instrucción N° 11 de Madrid ha abierto un juicio contra Willy Toledo, tras recibir un escrito de la Fiscalía que a favor de archivar la causa, lo cual representa un cambio, ya está pedía que la investigación se ampliase en contra del mencionado actor.

La acusación contra Willy Toledo fue realizada por la Asociación Española de abogados Cristianos, luego de que el actor publicará en su red social Facebook el siguiente comentario: «Yo me cago en Dios. Y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María».

El juez admite el juicio por el delito contra los sentimientos religiosos, la libertad de conciencia y el respeto a los difuntos. No obstante, el abogado de Willy Toledo manifiesta que esto, claramente es un juicio que busca coartar la libertad de expresión del actor.

En este caso, se puede ver cómo se vulnera la libertad de expresión de un actor de izquierda, que tiene que someterse a un juicio por expresar de forma libre lo que piensa. En este sentido el abogado de Toledo expresa que aunque la fiscalía haya cambiado de criterio, nunca debió interponer esta denuncia.

Zulueta también indica que el país existe un Código Penal permite que a personas se les acuse por escribir o emitir ciertas opiniones políticas. Asimismo, ha señalado que el juicio a Toledo es un juicio político, en donde nuestras fuentes informan que por ser un actor de izquierda se le quiere coartar su libertad de expresión.

Es importante, recordar que la extrema derecha, a través, de los representantes de Vox, también quisieron limitar la libertad de expresión de este actor de izquierda. Ya que trataron de interponer una querella, acusándolo de incitar al odio, por el hecho de realizar unas declaraciones públicas en un programa de TV.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: